Noticias

La prevención del pie diabético

Actualmente se calcula que hay 425 millones de personas diabéticas en el mundo. Aproximadamente es un 6% de la población mundial pero hay que sumarle un 5% más de población diabética no diagnosticada. Se calcula que en 2030 haya 552 millones.

La diabetes mellitus se una dolencia metabólica que se caracteriza para presentar unas cantidades elevadas de glucosa en sangre, crónica y mantenida, por una disminución o ausencia de la secreción de la insulina.

La diabetes se clasifica principalmente en:

  • Tipo 1: Suele aparecer en la infancia, adolescencia y juventud. Debuta de una manera brusca y hay que tratarse con insulina desde el momento en que se diagnostica. Es de tipo autoinmune, puesto que afecta a las células Beta del páncreas que dejan de producir insulina. Afecta un 5% de la población diabética.
  • Tipo 2: Es la más frecuente. Generalmente, se manifiesta a partir de los 40 años. Se trata del 95% de la población diabética. Los factores predisponientes se clasifican en hereditarios y no hereditarios. Los factores no hereditarios más frecuentes sobre los cuales podemos actuar son: la obesidad, el sedentarismo y los hábitos tóxicos (tabaquismo y alcoholismo). Durante los últimos 20 años, se ha doblado la cifra de obesidad infantil en España y está directamente relacionado el hecho que el 15% de la población española sea diabética.
  • Las complicaciones que puede sufrir una persona diabética de larga evolución son:

    Nefropatia: Es la causa más frecuente de insuficiencia renal crónica.

  • Retinopatía: Complicación ocular causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina.
  • Insuficiencia cardíaca: La diabetes provoca una arteriosclerosis acelerada provocando cardiopatía isquémica precoz y patología de la microcirculació sanguinia.
  • Neuropatía diabética: Degeneración de los nervios periféricos debido a la lesión microvascular diabética. Implica pérdida de sensibilidad y afecta a un 40% de la población a los 10 años de debutar la diabetes.
  • Vasculopatía periférica: La claudicación intermitente o síndrome del escaparate es el síntoma que produce dolor en las piernas, está desencadenado por el ejercicio y desaparece en reposo y es debido a una obstrucción arterial crónica. La persona que lo sufre se ve obliga a pararse mientras anda.

Un pie diabético o pie de riesgo genera una pérdida de sensibilidad y una disminución de la cantidad de sangre que llega a los tejidos. Una vez aparece es irreversible, por lo tanto lo más importante es la prevención como: realizar una inspección diaria de los pies, tener unos hábitos de vida saludables, practicar deporte con regularidad y/o andar 1h al día, no andar descalzos, no cortar las uñas redondas, tener una buena hidratación diaria de los pies, utilizar un calzado adecuado y no limarse un mismo las callosidades.

El podólogo realiza el tratamiento de las afecciones de los pies e intentará evitar la aparición de úlceras. Si tenemos los dedos con zarpa es necesario realizar una prortesis de silicona a medida para evitar las hiperpresiones, aun así los pies que son muy planos o tienen mucho de puente es importante valorar el uso de unas plantillas hechas a medida por un podólogo especializado.

Se calcula que un 15% de los diabéticos desarrollan en algún momento una úlcera, de los cuales un tercio se re-ulcerarán una vez curadas. Las úlceras más frecuentes que presenta un paciente diabético suelen ser las de tipo isquémico debido a la falta de irrigación, que su muy dolorosas y se tienen que tratar con cuidado seca, y las úlceras neuropáticas que se tratan con curas húmedas y no son dolorosas. Una úlcera que tiene más de 6 semanas de evolución hace falta revisión con el especialista vascular.

A parte del trastorno que conlleva  para el paciente, es un elevado coste para la sanidad pública muy importante, aproximadamente de 1340 M/ al año. Hace 9 años, el Instituto Català de la Salud está realizando una campaña de prevención de los riesgos que comporta la diabetes en el pie a través de la derivación a podólogos acreditados que realizan una tarea de concienciación, educación sanitaria, valoración del riesgo y tratamiento con el fin de evitar la aparición de úlceras y disminuir consecuentemente el riesgo de amputaciones.

La cura de los pies dependerá en gran parte del presente y la futura calidad de vida de los diabéticos y su prevención es imprescindible.

Rodolf Bonastre Verdaguer Col. 261
Marta Vinyals Rodríguez Col. 1744
Podólogos

Modificación servicios Sanitas

A partir del mes de febrero, a los asegurados de Sanitas solo les podremos atender para las siguientes especialidades en los centros de las calles Sant Josep y Mossèn Rebull en Vilassar de Mar:

  • Análisis
  • Medicina general
  • Ginecología y obstetricia
  • Pediatría
  • Odontología